domingo, 8 de junio de 2014

La Memoria Recordada

Echando la vista atrás no muchos meses, podemos apreciar una cierta aceleración en el ritmo de actos de homenaje dedicados a figuras estelares del SFC y a recordar hechos trascendentes sucedidos a lo largo de la vida del Club y que sin ninguna duda son dignos de destacar.

Esta proliferación de celebraciones nos dignifica como entidad y a mí personalmente  me agrada sobremanera, no en balde dedico gran parte de mi tiempo a investigar y estudiar nuestro pasado por lo que todas estas circunstancias me resultan familiares y de una lógica aplastante.

Sin ir más lejos, releyendo hace unos días viejos artículos publicados en la revista, ya desaparecida, SFC 1905( desconozco si la fecha tuvo algo que ver) de nuestro inolvidable historiador Agustín Rodríguez, me pareció muy oportuno republicar en sucesivas entregas esta serie que se denominó "Testimonio" con la finalidad de contribuir a divulgar nuestro pasado y honrar el gran trabajo que Agustín realizó en esta materia.

Esta primera crónica que mostraré de forma textual aparece en una de las publicaciones de diciembre de 2006 y, aunque no me sorprendió conociendo al autor, sí creo de justicia destacar su capacidad para extrapolarse de la actualidad que estaba viviendo el Sevilla, sin precedentes en nuestra Historia, y adentrarse sin más en febrero del año 1925.
      ¡ Genial. Los sevillistas somos así !

Recuerdo que nos acababan de nombrar ¡mejor equipo del mundo!

y todo eso porque nos habíamos entretenido durante el último año en confeccionar esta lista...


Y aún nos sobraba tiempo para liderar la cuestión doméstica


Pero dejemos estos ligeros detalles y centrémonos en lo nuestro,
este es el artículo que se publicó en esta revista.


y aquí su transcripción completa:

                                   Comentario en Blanco y Negro

En la revista nacional Blanco y Negro del día 1 de febrero de 1925, el prestigioso periodista Juan Antonio Sánchez Ocaña escribe lo siguiente:

"La jornada del domingo tuvo una nota verdaderamente sensacional: el partido jugado en Sevilla entre los equipos de Andalucía y la Selección de Budapest. El resultado de la lucha constituyó para el primero un éxito definitivo. Ahí es nada empatar con los que el domingo anterior vencieron netamente a la Selección Italiana en Milán. La hazaña tiene una gran importancia porque, en tanto que la representación de Budapest era una auténtica selección, el equipo andaluz, a excepción de un sólo jugador, estuvo formada por el Sevilla FC, ese once de juego práctico y preciosista, a un tiempo creador de una escuela que hoy día no tiene rival en la península.

El resultado del match tiene una importancia excepcional, no solamente en lo que atañe al prestigio del fútbol español, sino porque con él el Sevilla se nos presenta como uno de los equipos que con mayor mérito pueden aspirar al título de campeón nacional.

¡ Quién hubiera pensado hace diez años que Sevilla, cuna de toreros famosos, iba en un tan corto lapso de tiempo, a lograr tan ruidoso éxito en el terreno deportivo !

Felicitemos pues a los bravos futbolistas sevillanos que con un esfuerzo entusiasta han conseguido, al mismo tiempo que un señalado triunfo moral- de haberles acompañado la suerte hubiera sido efectivo- que la afición española espere con optimismo el próximo encuentro que en Valencia han de disputar las selecciones de España e Italia.

Sevilla FC: Avilés, Sedeño, Herminio, Ramoncito, Ocaña, Gabriel, Roldán, Spencer, Rey, Kinké y Brand fue la alineación que presentó el equipo blanco. El partido se jugó en el campo Reina Victoria que registró un lleno total, viéndose muchos aficionados que habían llegado de toda la provincia, así como de las ciudades vecinas de Cádiz, Córdoba y Huelva".

El único jugador que no pertenecía al Sevilla de ese combinado era Ramoncito que en esos momentos pertenecía al Betis. Este futbolista se había iniciado en los escalafones inferiores del Sevilla, jugando en el primer equipo la temporada 17/18. Concluida esta, Ramoncito decide fichar por el Betis a cambio de un automóvil, que el Sevilla no quiso comprarle. El resto del equipo se formó con los titulares del Sevilla y entre ellos se encontraban el magnífico guardameta Eduardo Avilés, los extraordinarios defensas Sedeño y el internacional Herminio, los expertos medios Manolo Ocaña y Gabriel y el embrión de lo que más tarde sería la "Línea del Miedo". En este encuentro ya jugaron Spencer, Kinké y Brand. Roldán y Rey completarían la delantera.

Como complemento a este delicioso artículo sacado a la luz por nuestro maestro Agustín, aquí tenemos la foto, de la revista mencionada en el mismo color del título, de este inolvidable partido.







sábado, 10 de mayo de 2014

Contigo por Europa

En estos días previos a otra final europea más, y ya van cinqui como dice mi hijo, anda la afición sevillista con la desazón propia que conlleva la preparación y logística necesaria para afrontar la cita de la mejor manera posible.
y en estas estamos todos.
Pero tenía que bajar el balón al suelo y disponer del tiempo necesario para levantar la vista dirigiéndola hacia el pasado. Sin duda es la herramienta más valiosa que tenemos para disfrutar con plenitud el presente y el futuro.

Repasando algunos datos y enfrentamientos a lo largo de la historia entre el Sport Lisboa e Benfica y el Sevilla FC nos podemos remontar a principios de la década de los años 20 en el siglo pasado cuando aquél equipo de sueño y fantasía que había venido fabricando Paco Alba daba buena cuenta de los lisboetas.

Poco más de medio siglo después, nos enfrentamos a ellos en las ediciones III y VI del Trofeo Ciudad de Sevilla con dispares resultados.

Con todo ello el precedente más significativo por tratarse de una  competición oficial europea, tal como la del próximo miércoles, tuvo lugar en el año 1957 cuando ambos equipos disputaron la primera ronda eliminatoria de la Copa de Europa.

Volveremos sobre este asunto en las próximas líneas pero vayan ahora algunos datos sobre nuestro rival en este marco europeo.

Los dos únicos título europeos que posee el Benfica corresponden a la Copa de Europa y fueron obtenidos precisamente frente a equipos españoles con victorias en las finales de las temporadas 1960-61 y 1961-62 ante Barcelona y R. Madrid respectivamente.

A partir de ahí disputó 7 finales más (5 de Copa de Europa, 1 de Copa de la Uefa y 1 de Uefa Europa League) con otras tantas derrotas.

Pero hay algo más; los portugueses no han ganado en los últimos 14 partidos contra equipos españoles desde una fecha tan remota como la del 29-9-1982 en la que, ahí sí, derrotaron al Betis por dos goles a uno.

Otro dato curioso nos revela que a día de hoy solo Tres equipos de la talla de  Juventus, Inter de Milán y Liverpool han ganado la Uefa Cup o la actual Uefa Europa League en Tres ocasiones cada uno.

Esperemos que quede actualizado el dato para el jueves que viene.

La verdadera finalidad de este post comienza a partir de aquí  y consiste en homenajear a toda la afición sevillista que acompaña al equipo en sus desplazamientos europeos.

Para ello vamos a volver a esa primera eliminatoria que disputamos en Copa de Europa frente al Benfica y, en este caso, al segundo partido que se jugó en Lisboa que supuso un importante desplazamiento de sevillistas.



Como muestra y en representación de esta incansable legión blanquirroja, me voy a referir a ese grupo de amigos de Santiponce relacionados con el Bar Barranco de esta localidad que cogieron su coche y se plantaron en el Estadio Da Luz.
En primer plano vemos a Manuel Muñoz Jiménez y sobre él se apoya su compadre  Manuel Fuentes. Son aficionados sevillistas de Santiponce en el viejo Nervión. Ambos se desplazaron a Lisboa en la primera salida del SFC en Copa de Europa para jugar contra el Benfica.

A través de un resumen con fotos y crónicas del periódico portugués Mundo Desportivo del día siguiente 27-9-1957 que estos aficionados compraron y trajeron con ellos y que de forma altruista fue donado por Manuel( hijo de uno de ellos) al Área de Historia Agustín Rodríguez del Sevilla F.C., acto que agradezco desde este blog.
Empate 0-0. Poderosa y grande la defensa sevillista con la que no pudieron los "encarnados"

Una jugada defensiva en el área del Sevilla.



El delantero centro benfiquista se mordió la lengua de rabia al ver la parada de Bustos que supuso un jarro de agua fría para el atacante lusitano.



Análisis de los 22 hombres de la partida. Por el SFC jugaron: Busto; Romero, Campanal, Valero; Ruiz Sosa, Herrera, Arsenio; Antoniet, Loren, Pepín y Pahuet.



Crónica sobre el arbitraje.


El árbitro francés, Sr Schwinte, dijo:

" El encuentro ha sido duro, como corresponde a un partido de Copa de Europa. Creo que los aficionados portugueses chillan y abuchean demasiado, sin justificación."









Ni a balón parado el Benfica consiguió perforar la meta defendida por José María Busto.


Marcelo Campanal realizó un completísimo partido, testigo de la seguridad de Busto en el campo del Benfica.


Las opiniones de los técnicos:

Satur Grech. El hombre de la pajarita

Otto Gloria, resignado.

La opinión de algunos directivos sevillistas


Este fue el recuerdo que nos trajimos de esa eliminatoria además de pasar a disputar los octavos de final de la Copa de Europa con el Aarhus danés.

El Águila lisboeta

Sirvan las palabras e imágenes que se asoman a esta ventana como recuerdo y agradecimiento a todos aquellos sevillistas que nunca dejaron sólo a nuestro equipo en sus periplos europeos.

Como veis amigos la Historia, desde el 25 de Enero de 1.890, continúa. Los de ahora tomamos el relevo.



viernes, 24 de enero de 2014

¡ FELIZ CUMPLEAÑOS, SEVILLISTA !



“Ahora te toca pagar esta pinta de cerveza
y yo luego pagaré la mía;
brindemos con la copa de la amistad
por los viejos tiempos.”
Un 25 de enero de 1890 ocurrió esto:




“Some six weeks ago a few enthusiastic young residents of British origin met in one of the cafés for the purpose of considering a proposal that we should start an the Athletic Association, the want of exercise being greatly felt by the majority of us, who are chiefly engaged in mercantile pursuits. After a deal of talk and a limited consumption of small beer, the “Club de “Football” de Sevilla” was duly formed and officebearers elected. It was decided we should play Association rules (…)
We were about half and half Spanish and British…”
"Hace unas seis semanas unos cuantos jóvenes entusiastas, residentes de origen británico, se reunieron en uno de los cafés a los efectos de considerar una propuesta de que deberíamos constituir una Asociación Atlética. La falta de ejercicio es muy sentida por la mayoría de nosotros, ocupados principalmente en asuntos mercantiles. Después de mucho hablar y de un consumo moderado de pequeñas cervezas, el “Club de ‘Football’ de Sevilla” estaba debidamente constituido y con sus cargos oficiales electos. Se decidió que deberíamos jugar conforme a las reglas de la Federación (...)
Éramos la mitad españoles y la mitad británicos..."
The Dundee Courier and Argus” 17 de marzo de 1890. The British Newspaper Archive. British Library. Reino Unido.
***
Las primeras las organizaron los propios amigos de Robert Burns a finales del siglo XVIII para honrar al joven poeta muerto, y tienen su propio ritual.
Son especialmente comunes en Escocia, pero pueden encontrarse donde exista un Club de Burns, una Sociedad Escocesa o desplazados de Escocia, como algunos socios sevillistas, encabezados por el presidente Edward F. Johnston y capitaneados por Hugo MacColl, el cual llegó a presidir el Club de Burns de Sunderland.
Tras la cena comienzan las loas y los himnos, acompañados habitualmente de gaitas: brindis por los monarcas, demás brindis, discursos, lectura de poemas de Burns y baile, para finalizarla la velada. Toda la fiesta se salpica con baladas, canciones, versos y rimas del poeta honrado. Los amigos se despiden hasta el año siguiente entonando el emocionante Auld Lang Syne.





¿Es que vamos a olvidar a los viejos amigos
y nunca recordarlos?
¿Es que vamos a olvidar a los viejos amigos
y los viejos tiempos?

Por los viejos tiempos, amigo mío,
por los viejos tiempos,
levanta la copa de la amistad
por los viejos tiempos.

Hemos corrido los dos por las colinas,
y hemos cogido las hermosas margaritas,
pero también hemos vagado con los pies
doloridos en aquellos viejos tiempos.

Los dos hemos cruzado los vados
desde la mañana hasta el anochecer,
pero los océanos nos han separado
desde los viejos tiempos.

Aquí está mi mano, mi fiel amigo,
y dame también tu mano;
tomemos un buen trago de amistad
por los viejos tiempos.

Ahora te toca pagar esta pinta de cerveza
y yo luego pagaré la mía;
brindemos con la copa de la amistad
por los viejos tiempos.


                         La noche de Burns se celebra cada 25 de enero.

¡FELIZ CUMPLEAÑOS, SEVILLISTAS!
¡HOY CUMPLIMOS 124 AÑOS!
                                                                          #Feliz124SFC
                      
   

sábado, 4 de enero de 2014

La Cabalgata y el Decano


 

¡Domingo, 5 de enero!. Nunca ha sido un día más del calendario. Al menos desde hace 95 años siempre fue “ el día de la Cabalgata”. Sí, Cabalgata con mayúscula porque con letra grande se dibujan los grandes proyectos capaces  de generar ilusión.

Hay que remontarse a aquel lejano 5 de enero de 1918, fecha en la que se materializó el sueño de José María Izquierdo, para poder recordar cómo se puso en marcha aquella locura desde la calle Lombardos (hoy Muñoz Oliver) que atravesaba Sevilla poniendo rumbo a la posteridad.

 
Teatro  San Fernando

Las instalaciones del Teatro San Fernando fueron utilizadas para la organización del cortejo y posteriormente, el día 7, para la celebración de un festival en el que quedó institucionalizada la Cabalgata con unas palabras pronunciadas por “un poeta de corazón inmenso” como José María Izquierdo y que comenzaban así:

  Queridos niños:

Quisiera empezar como empiezan los cuentos, diciendo “Érase una vez…”. Pero no voy a contaros un cuento, aunque un cuento de hadas, más fantástico que todas las fabulosas narraciones de las “mil y una noches”, habrá de pareceros la historia que voy a referir. Escuchad:

Hacía muchos años que nuestra ciudad no veía de forma sensible a los Reyes Magos. Los Magos de Oriente pasaban invisibles en el misterio de la noche callada; mas no paseaban en triunfo su magia real por las calles de Sevilla. Las gentes no creían en ellos. Y así no es posible ninguna Epifanía si no hay hombres de fe.

                                         ***

Este año, esa escuela de niños grandes que es el Ateneo pidió al Niño Dios que hiciera el milagro de que los Reyes Magos volvieran a la ciudad mariana y derramaran próvidamente sus gracias para vosotros los niños de Sevilla.

El Niño Dios llamó al corazón de Sevilla y la Ciudad de la Gracia respondió a su llamamiento.


José María Izquierdo
 

Todos los ateneístas de la época y posteriores coincidieron en atribuir a José María la autoría del proyecto pero no es menos cierto que la materialización del mismo correría a cargo de la Sección de Bellas Artes de la Docta Casa.

Quizás sea suficiente con nombrar no más de 10 personas como Luis Moliní, Juan Lafita, los hermanos Alfonso y Javier Lasso de la Vega entre otros tantos que contribuyeron a convertir en realidad este fantástico sueño.

En el Ateneo, foco cultural de la Sevilla de la época, se respiraba un talante liberal y ahí se formó este grupo en torno a  José M. Izquierdo que pusieron los cimientos y constituyeron el germen de la Cabalgata.

La mayoría de estos hombres no sólo tenían en común su afán por la cultura y su amor por la ciudad, también habían bebido en las fuentes de la filosofía regeneracionista que impregnaba a la sociedad de principios de siglo y que había prendido en unos y otros en algún momento de sus vidas.

Este convencimiento los había llevado a practicar un novedoso sport en el seno de una sociedad creada ad hoc a finales del s.XIX y a la  que sus fundadores llamaron Sevilla Foot-ball Club, denominación que ha permanecido invariable hasta nuestros días.

 

Cuando en 1918, los Magos de Oriente decidieron incluir a Sevilla en su lista de visitas anuales por todos los países del mundo y requirieron unos representantes que les ayudaran a repartir tanta ilusión por nuestras calles, todos los ciudadanos e instituciones se pusieron manos a la obra acatando sus designios.

 

El Sevilla Foot-ball Club rozaba la treintena cuando la Cabalgata comenzó a andar y colaboró activamente también en su evolución, prueba de ello será la relación de presidentes sevillistas que por la magia de oriente y la gracia de la ciudad fueron reyes por un año.

A continuación SS. MM. los Reyes Magos de(l) Sevilla:

1.954.- S.M. Gaspar XXXVII. D. Jerónimo Domínguez y Pérez de Vargas

Marques de Contadero
 

 
 
 
 
 
 
 
1.955.- S.M. Baltasar XXXVIII. D. Antonio Leal Castaño

Antonio Leal castaño
 
 
1.956.- S.M. Baltasar XXXIX. D. Ramón Sánchez-Pizjuán y Muñoz

Ramón Sánchez-Pizjuán

 
1.965.- S.M. Gaspar XLVIII. D. Juan López Sánchez
 
Juan López Sánchez
 
 
 
 
 
 
 
 

1.975.- S.M. Melchor LVIII. D. Gabriel Rojas Fernández

Gabriel Rojas Fernández
 








1.983.- S.M. Baltasar LXVI. D. Francisco Ramos Herrero
 
Paco Ramos
 
1.988.- S.M. Melchor LXXI. D. Luis Cuervas Vilches

Luis Cuervas Vilches
 












2.006.- S.M. Baltasar LXXXIX. D. José María del Nido Benavente

José María del Nido Benavente
 
 
Ha habido otros personajes con linaje real que sin haber ocupado la presidencia del Sevilla Fútbol Club sí han dirigido al Club desde la planta noble como pueden ser:
.- S.M. Melchor XXX.  D. Manuel Medina Carvajal en 1947
.- S.M. Melchor XIX.  D. Juan Delgado Rodríguez de Vicente en 1936 

Muchos otros sevillistas importantes han ocupado el trono de la realeza en la Cabalgata al mismo tiempo que han intervenido de forma decisiva en el transcurso de la Historia del Club. He aquí algunos de ellos:

.- S.M. Baltasar I.  D. Javier Lasso de la Vega en 1918, de corto reinado pues abdicó justo antes de      salir el desfile.

.- S.M. Baltasar III.  D. Juan Lafita Díaz en 1920.

.- S.M. Melchor VIII.  D. Luis Moliní Ávila en 1925

.- S.M. Baltasar XXXI.  D. José María Piñar y Miura en 1948
 

Hay un hecho incontestable en la historia de la Cabalgata y se trata de la perfecta continuidad que la ha caracterizado año tras año, sin ausencias; ni el régimen republicano  impidió que continuara reinando, ni las diferentes guerras atacaron a sus carrozas blindadas de ilusión.

 Al hilo de lo anterior, como no hay Club en el mundo capaz de sobrevivir sin interrupción alguna de sus constantes vitales y con su mismo nombre de no ser por una afición grande que lo mantenga, es de justicia hacer referencia al enorme puñado de sevillistas significativos en nuestra sociedad que, a lo largo de estos 95 años, han colaborado con la Cabalgata y participado en su desfile ocupando diferentes puestos de responsabilidad; Magos de fantasía, Reyes, Visires, Estrellas de la Ilusión, etc.

Para finalizar, no pueden caer en el olvido esos partidos de fútbol que antaño se celebraban para conseguir unos fondos necesarios para mayor realce y lucimiento de un cortejo que asombraba a mayores y pequeños sin distinción.

 

 

27 de noviembre de 1955. En el centro el Presidente del Ateneo Sr. Becas
 




















Por todo lo anterior, gracias a ambos.

 

 

 

domingo, 18 de agosto de 2013

UNA FRANQUICIA EN MADRID

Partiendo de una versión libre del término adaptada al uso y ámbito para el que se va a emplear, definamos la franquicia como el procedimiento por el que un Club cede a otro sus derechos sobre la marca, previamente acreditada, para el desarrollo del juego del fútbol a cambio de una compensación deportiva que el franquiciado otorga al franquiciador.

Estos son los prolegómenos necesarios para entender, en su justa medida, los orígenes del Club que nos visita en primer lugar en esta temporada que se presta a comenzar para nuestro equipo entre la noche del domingo y la madrugada del lunes.

La idea surgió, al parecer, tras unos incidentes acaecidos en el partido final de la Copa de España celebrado en Madrid el 8 de abril de 1903 entre el Athletic de Bilbao y el Madrid.

Contaron hasta cinco mil personas las que veían al Madrid cobrar ventaja por dos goles a cero al final de la primera parte pero en el segundo período los bilbaínos salieron a por todas, desarrollando un mejor juego y se emplearon con una dureza inusitada que dió al traste con la ventaja local y acabaron ganando por dos goles a tres, llevándose de nuevo la Copa para el norte.

El delantero centro del Madrid marqués de Valdeterrazo, que había jugado el partido, y el defensa Celava que por estar lesionado no había podido jugar se dieron de baja del equipo capitalino.

Con la euforia de la victoria conseguida, durante el postpartido los vascos que vivían en Madrid se conjuraron para crear un club a modo de sucursal madrileña del Athletic de Bilbao.

Unos días después, el 26 de abril, se reunieron unos treinta aficionados en su mayoría estudiantes bilbaínos en los locales de la Sociedad Vasconavarra para acordar constituir "la sucursal" nombrando por unanimidad la siguiente directiva:

Presidente                                Enrique Allende
Vicepresidente                        Juan Zabala
Secretario                                Eduardo Acha
Tesorero                                  Enrique Goiri
Vicesecretario                         Juan Peña
Vocales                                   A. Astoreca, J. Murga, D. Arana, A. Zarraoa

y se tomaron los siguientes acuerdos:

1.- Que el Athletic de Madrid fuera sucursal del Athletic de Bilbao, rigiéndose por el mismo Reglamento.

2.- Que el socio de la sucursal sea socio del Athletic de Bilbao y caso de pasar a vivir en Bilbao pagaría aquí las cuotas fijadas como mensuales sin la de entrada y viceversa.

3.- Que siendo esta Sociedad filial de la de Bilbao no podrán sus jugadores tomar parte combinados con ninguna otra Sociedad ni ellos aisladamente en los partidos de campeonato contra el Athletic de Bilbao.

D. Ángel Álvarez Moya les cedió desinteresadamente el campo de juego de la Ronda de Vallecas, cerca del "Tiro de Pichón" junto a las tapias del Retiro.

Pocos días después, el 2 de mayo, jugaban su primer partido reuniéndose veinticuatro socios.
Primer partido. Imagen sacada del libro "100 años del At. de Madrid.I"


Por un bando se dispusieron: Turido, Amarin, F. Amodeo, Mayora, Lizárraga, Hormaechea, Zarrana, R. Solano, F. Murga, Cortázar, J. Peña y Montavés.

y por el otro actuaron: C. Solano, Astoreca, Acha, M. Amodeo, Mearrugaf, J.M.Solano,Nárdiz, Alonso Allende, Abásolo, R.Murga, J. Allende y Alaiza.

Hasta doce por cada equipo para que ninguno se quedara sin jugar.
Este fue el escudo inicial que adoptaron
primer escudo del Athletic de Madrid





Y observen ahora el escudo del Vizcaya Club, nombre adoptado por la unión de jugadores del Athletic Club de Bilbao y el Bilbao F.C., cuando salían a jugar fuera de la provincia. Al fusionarse posteriormente ambos clubes, pasaron a denominarse Athletic de Bilbao-
escudo del Vizcaya Club


  Al campo inicial del "Tiro de Pichón" le sucedieron el de O`donnell en 1913 y el Metropolitano en 1923.
Maqueta del campo de O`donnell


Metroplitano. Imagen tomada del libro "Instantes de una Historia diferente"

En 1966 inauguran su nuevo campo del Manzanares pasándose a llamar E. Vicente Calderón en 1972, siendo esta su actual denominación.

                                        ************************************


La primera vez que el At.. de Madrid vino a Sevilla a jugar fue contra el equipo titular de la ciudad en diciembre de 1917 al campo del Mercantil, único reglamentario por estas latitudes sureñas y propiedad del Sevilla Football Club.
Esta foto corresponde a ese momento.

Primera visita del At. Madrid. Se juegan dos encuentros, el 8 y 9 de diciembre de 1917. En el primero se registró empate a dos, en el segundo victoria sevillista por tres a uno. Los jugadores madrileños que están de pie son: Linares Sáez, Saturno Villaverde, Ansola, Nevada, Sócrates, Quintana, Juanito, Carcer, Olalquiaga, Julian Arzádum, Montojo, Goyarnola y Urbano Iturbe. Por el Sevilla Football Club: Ramírez, escobar, "Cerillero", Pepe Cruz, "Spencer", Alcocer, "Kinké", Trujillo, "Niño Vega" y Pérez.

Para tener una referencia histórica comparativa de ambos clubes hemos de tener presentes los siguientes datos:

El primer título que ganan los madrileñobilbaínos fue el Campeonato Regional Centro el 23-1-1921.
Primer gol contra el racing de Madrid.Campeonato Centro 1921

Un momento del partido entre el Rácing M. y el Athletic M.
Equipo del Athletic Campeón Región Centro
Bien, pues catorce días después de esa fecha, el 6-2-1921, el SFC se hacía con el Título de Campeón de Andalucía por cuarta vez.

El Sevilla F.C. Campeón de Andalucía. Febrero 1921. De izquierda a derecha: Rey, Ocaña, Ismael, Brand, Herminio, Ferreras, Santizo, Kinqué, Cabezas, Spencer y Escobar.


Al finalizar la temporada 1933-34, el SFC poseía dos títulos de carácter nacional al quedar dos veces campeón de la 2ª División.
At. Madrid- SFC. 18-02-1934


A cambio el Athletic había permanecido en 1ª División dos temporadas la 1928-29 y la 1929-30 por aquello de haber sido finalista en el Campeonato de España de 1921 (ese que no se nos permitió a nosotros, ¿recordais?)

Durante la década de los 30, el At. de Madrid acumuló los méritos deportivos suficientes y necesarios para descender de categoría por dos veces.

No bajó,no. En ambas ocasiones sorteó el descenso en vía administrativa por diferentes motivos que no vienen al caso. Estas situaciones permiten hacernos una idea aproximada del tipo de Club del que estamos escribiendo.

Allá por el año 1949, casi alcanzada la mitad de la centuria, el At. madrid había conseguido dos Títulos de Liga (años 1940 y 1941) por uno del SFC (1946).
El SFC se había proclamado tres veces Campeón de España y los atléticos aún no conocían ese Título.
Hasta el año 1960 no consiguieron ganar su primera Copa.

Durante la segunda mitad del siglo XX, el eterno campeón de Andalucía atravesó un largo período de atonía en cuanto a la consecución de títulos de primer nivel debido a una disminución de su capacidad competitiva por razones de diversa índole, fundamentalmente, de tipo económico.

Aquí sí nos tomó ventaja el equipo colchonero destacándose en su curriculum deportivo pero no debemos olvidar que no siempre fue esto así.

Respeto al Grande.

miércoles, 7 de agosto de 2013

EMERY



Domingo, 18 de enero de 1.925. San Sebastián.

Una parada de Emery en el partido Real Sociedad- R. Unión en el que los donostiarras lograron una difícil victoria merced a un penalti con que los iruneses fueron castigados cinco minutos antes de finalizar el encuentro.
No acompañó la suerte a los campeones de España, que, a pesar de actuar con diez jugadores la segunda parte, dominaron intensamente.

Este portero del Real Unión de Irún de 1,73 m. de estatura, de nombre Antonio y apodado Pajarito caracterizado por su agilidad y valentía en las salidas con despeje de puños, es el abuelo de Unai.

Jugó las primeras cuatro temporadas de la Liga en 1ª división como portero titular del R. Unión de Irún, desde la 1.928/29 hasta la 1.931/32 que descendió a la 2ª división.

Como hecho anecdótico reseñar que fue el guardameta que encajó el primer gol de la historia del campeonato de Liga por mediación del jugador del Español Prat, compañero de equipo de Vantolrá, aquél 10 de febrero de 1.929 en Sarriá donde el R.C.D. Español venció al Real unión de irún por 3 goles a 2.
Vantolrá, futbolista que posteriormente jugaría en el Sevilla Fútbol Club

El Real Unión nació como resultado de la fusión en 1.915 de los dos equipos irundarras existentes con anterioridad, el Racing y el Sporting.

 No obstante los orígenes del fútbol en Irún datan del año 1.902 con la fundación del Irún Football Club. Posteriormente, en 1.907 esta sociedad pasa a denominarse Irún Sporting Club para dar entrada a la práctica de otros deportes en su seno.
 En 1.908 un grupo de socios del Sporting  se dan de baja y fundan el Racing Club de Irún que llegó a ganar la Copa del Rey el 23 de marzo de 1.913 frente al Athlétic de Bilbao por un goal a cero.

 Finalmente en 1.915 el Rey Alfonso XIII intervino en la fusión definitiva de ambos Clubs otorgándole al resultante Unión Club el título de Real.

 Llegó a tener su mejor once en los años veinte formando en aquella época, Emery; Anatol, Bergés; Gamborena, René Petit, Eguiazábal; Pepito Angoso, Luisito Regueiro, Errazquin, Matías y Acosta. Sin olvidar a Patricio que, aunque de distintas características a Errazquin, fue un delantero centro monumental.


Se proclamaron tres veces campeones de España; la primera en 1.918 venciendo al R. Madrid en el campo de O´Donnell (aquí Emery jugaba en banda izquierda), en 1.924 frente al R. madrid en Atocha.

En la edición de este año el Sevilla resultó emparejado en la eliminatoria de cuartos de final a este potente R. Unión,  a la postre campeón,  empatando a un gol en el Reina Victoria y perdiendo dos goles a uno en el feudo irundarra de Gal.

cuartos de final del Campeonato de España. R. U. de Irún y Sevilla F.C. empatan a un tanto en el Reina Victoria
El Real Unión, campeón de  Copa en 1.924





En 1.927 revalidaron título contra el Arenas de Guecho en el Torrero zaragozano.

En 1.922 quedó finalista contra el Barcelona, perdiendo por 5-1 tras las oportunas presiones ejercidas contra el árbitro francés por parte del club catalán.

El Real Unión, finalista de Copa el 14 de mayo de 1.922 en el campo vigués de Coya



Espectacular toma de nuestro protagonista con camiseta a rayas, ya veterano, en partido celebrado en Las Corts el 22 de marzo de 1.931, correspondiente a la decimosexta y antepenúltima jornada de la Liga.

El Barcelona ganó al R. Unión por 5-3. Primer gol del Barça conseguido por Sastre






Aquí vemos al equipo fronterizo en un homenaje al Athlétic de Bilbao por sus dos Copas consecutivas, la del Rey en 1.930 y la de España en 1.931.


Con estos retazos de la historia pretendo mostrar el paralelismo de dos sagas futbolísticas entroncadas en los orígenes de nuestro fútbol, una, la de los Emery, en las primeras décadas del siglo XX y  otra, la familia del Sevilla Fútbol Club, testigo de los acontecimientos finiseculares del S. XIX.


Ambas confluyen en pleno S. XXI para dar lustre a un proyecto, el de la temporada 2.013/14 bien asentado sobre unos principios sólidos y con pedigrí.*


* Definición R.A.E. del término pedigrí:  Documento en que consta.