sábado, 4 de julio de 2015

Apuntes de 1948. II ... y llegó el día

Amaneció en Madrid el 4 de julio de 1948 con un colorido y una animación inusitada. Se presagiaba día grande repleto de ilusiones para dos aficiones: la celtiña y la sevillista que comenzaron a llenar las calles y plazas de Madrid. En las páginas del Pueblo Gallego cifraban en más de 5.000 los seguidores del club andaluz que se habían desplazado para estar junto a su equipo en la gran final.

Entrada de la final del Campeonato de España de 1948
El R.C.Celta de Vigo llegaba a una final del Campeonato de España por primera vez justo el año que celebraba sus bodas de plata y para ello había necesitado cuatro partidos y dos prórrogas (420 minutos) para eliminar al RCD Español en semifinales.
Era el Celta un equipo fuerte y temible, bastante más conjuntado que el Sevilla pues, no en vano, le había precedido en la clasificación final de la liga ocupando la 4ª plaza.
Contaba con jugadores excepcionales como Pahiño (trofeo Pichichi de esta temporada con 23 goles), Alonso, Aretio y Miguel Muñoz. El entrenador era Ricardo Zamora.
Hasta esta fecha ambos equipos se habían enfrentado en 27 ocasiones con 9 victorias para el Sevilla, 10 para el Celta y 8 empates con 52 goles a favor de los gallegos por 46 de los andaluces.

Este partido se retrasó bastante debido a los dos desempates de la otra semifinal que hubieron de jugarse los días 27 y 30 de junio por el compromiso internacional de la Selección Española en Zurich contra Suiza celebrado la semana anterior y en el que participaron Pahiño, Muñoz y Alconero.

Ambos equipos estaban concentrados en San Lorenzo del Escorial, el Sevilla desde el día 13 de junio porque a la vuelta de la semifinal de Atocha ya se quedó allí alojado a la espera de la final que se iba a disputar, presumiblemente, unos días después.

Finalmente se jugó el 4 de julio a las 18 horas en Chamartin tras la llegada y finalización en el estadio de la VIII Vuelta Ciclista a España.

Pese a lo avanzado de la fecha y a las temperaturas propias del mes de julio, la Hoja de los lunes de Vigo hablaba de un lleno absoluto con 75.000 personas en las gradas que presenciaron esta emotiva final.

En la Revista gráfica semanal Barcelona Deportiva se apostaba por unos 55.000 espectadores que habrían posibilitado una recaudación en taquilla de más 1.000.000 de pesetas para la Federación Nacional de Fútbol.

La mayoría del público asistente era madrileño que dió la espalda al SFC volcándose descaradamente en sus preferencias por el equipo vigués al que animaron en todo momento.

Esto último tenía su razón y así lo explicaba el Mundo Deportivo en su edición del día siguiente:
" Desde lurgo la cosa tiene su explicación desde el momento en que el SFC es el que se encarga de repartir sustos y dificultades en el Metropolitano y en Chamartin durante Liga y Copa"

Salida al campo de los equipos y el trío arbitral

A las órdenes del Sr. Vilalta perteneciente al colegio catalán formaron los siguientes equipos:

RC Celta de Vigo: Simón; Mesa, Cabiño; Gaitos, Alonso, Yayo; Roig, Muñoz, Pahiño, Aretio y Vazquez.

SFC: Busto; Joaquín, Belmonte; Alconero, Antunez, Eguiluz; Pineda, Arza, Mariano, Domenech y Campos.




El desarrollo del partido lo vamos a presentar esquematizado a través de sus momentos más importantes

Comienza el partido con avance del SFC deteniendo el portero Simón.
Contragolpe y disparo al larguero de Pahiño (rebota en la misma arista del palo y vuelve al campo)
Tiro de Arza que sale desviado por muy poco.
Minuto 6. Zurdazo durísimo de Miguel Muñoz desde fuera del Área. Gol del Celta.

 Busto, desde el suelo, contempla cómo entra el balón.




Gol de Miguel Muñoz
Minuto 18.Saque de esquina de Pineda, rechaza Simón y cabecea Mariano. Gol del empate a uno.

Gol de Mariano. 1-1
Finaliza la primera parte con un mejor juego del SFC . Este dominio se tradujo en los 10 corners sacados por el Sevilla frente a los 4 que ha ejecutado el Celta.

Comienza la segunda parte y en el minuto 60 se produce una jugada que es considerada como clave para el posterior desarrollo del partido. Choque de Arza con Simón que se lesiona y gol de Mariano en esa misma jugada que pone a su equipo con ventaja en el marcador.
Simón es reemplazado por el defensa central Alonso quedando los gallegos con 10 jugadores.
Esta situación se había producido igualmente en el primer partido de semifinales contra el Español.



Secuencia de la jugada: conducción,choque,gol





Lesión y retirada de Simón














Se suceden minutos de juego armonioso y ligado del SFC con una línea media funcionando a la perfección.

Minuto 74. Gol de Mariano. Un balón mal sacado por Alonso es chutado de forma rápida por Mariano colándose junto al poste.
Gol de Mariano. SFC 3- Celta 1

Minuto 76. Gol de Arza de cabeza a centro de Campos  que supone el 4-1 definitivo.

Gol de Juan Arza. 4-1 definitivo
Aficionados sevillistas con su bandera celebrando uno de los goles.

Curiosa bandera sevillista


Nervios e impotencia en el Celta.Expulsión de Pahiño en el minuto 82 por agresión a Eguiluz.

Pahiño. Pichichi de la liga 1947-48

Yayo y Aretio (se colocó de extremo) se lesionan.

En el segundo tiempo, ya que estamos con el dato de los corners lanzados, fueron 9 del Sevilla por ninguno de su rival, en definitiva fue una puesta en escena de la forma de jugar que se conoció casi 30 años atrás como escuela sevillista con profusión de pases cortos por bajo, rápidos al primer toque y precisos.

Los entrenadores, Zamora por los gallegos y Caicedo por los andaluces, eran viejos conocidos y amigos pues habían coincidido, allá por los años 20, durante varias temporadas en el mismo vestuario como futbolistas del Español, el primero de portero y el segundo de interior derecho, pero este hecho no fue óbice para evitar el arranque de ira que sufrió el mítico portero que situó a sus 8 jugadores con los que acabó el partido frente a la tribuna que presidía el Jefe del Estado y el presidente de la Federación Nacional Muñoz Calero junto a otros militares de alta graduación como el Teniente General Moscardó y el General Saenz de Buruaga, viejos conocidos por estas latitudes sureñas.

RC Celta de Vigo

Esta pantomima le valió a Ricardo Zamora  que el  árbitro del partido le recriminara con estas palabras "menos teatro y más fútbol, que es lo que ha hecho el Sevilla Fútbol Club" en la cena posterior de ambos equipos.

El capitán sevillista, Joaquín recibe la Copa y los jugadores dieron la vuelta al campo rodeados de aficionados que habían saltado al cesped.
Joaquín recibiendo la Copa

El Capitán alzando el Trofeo

Vuelta al campo con los aficionados

Para que nos hagamos una idea de la posición y el status deportivo que el SFC ocupaba en el conjunto del fútbol nacional, nos vale el siguiente cuadro que nos muestra el ranking, hasta ese momento, de los equipos españoles en el Campeonato de España.

Palmarés Campeonato de España


Para finalizar damos unas pinceladas que nos permitirán situar algo mejor el contexto del fútbol nacional y regional en este año de 1948.

El campeón de Liga de esta temporada fue el Barcelona destacado sobre el Valencia y At. de Madrid.
La cuarta posición para el Celta y la quinta para el Sevilla como expusimos al inicio.

R. Sociedad y Gijón descendían a segunda ocupando sus puestos el RCD Coruña y Valladolid.

El Racing de Santander volvía a segunda división y el Betis, descendido a tercera el año anterior, seguía un año más en el tercer escalón delo fútbol nacional y en este año lo presidía D. Filomeno de Aspe.

El actual campeón de Copa del año anterior 1947 era el R. Madrid que ganó en la final 2-0 al RCD Español y que este año de 1948 acabó  rozando la promoción a segunda.

En el ámbito local, tenemos a la Federación Regional Sur que cumple 33 años y tiene su sede en la calle Alonso el Sabio Nº 9 en Sevilla. Pertenecen a ella las 8 provincias andaluzas más Cáceres y Badajoz provisionalmente.

La preside Antonio Leal Castaño y el delegado provincial para Sevilla es Antonio Sánchez. La forman 489 clubs.

En cuanto al Sevilla FC mantiene aún la sede de la c/ San Miguel Nº 3 y su campo de juego es el Nervión con capacidad para 22.000 espectadores, 16.500 de pié y 5.500 sentados.

En esta misma temporada se instaura el sistema de la numeración en las camisetas siendo el R. Madrid uno de los primeros clubs en llevarlo a cabo.

Los postes y largueros aún no están redondeados y no se sustituye al portero en caso de lesión.

Para la temporada siguiente, la 1949-50 se cambian muchas de estas normas como la comentada anteriormente de la sustitución del portero, la unificación en el peso de los balones (425gr.-450 gr), postes redondeados y reducción de los partidos de desempate a uno sólo.


Todavía nos regaló este año de 1948, una nueva final  para el Sevilla FC con una preciosa Copa por disputar pero este será el tema de la última entrega dedicada a este año.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada